• Mundo

Meghan Markle, duquesa de Sussex, reaparece en Vancouver

La vida sigue y Meghan realizó una visita sorpresa a un centro de mujeres en la ciudad canadiense.

Mientras Reino Unido se sacude con el príncipe Harry en el centro del huracán, Meghan Markle, duquesa de Sussex se instaló en Vancouver con su pequeño Archie y pareciera inmune a todo lo que se dice sobre el Megxit.

Es más, la vida sigue y Meghan realizó una visita sorpresa a un centro de mujeres en la ciudad canadiense.

Meghan Markle se cubrió al abandonar la lujosa casa canadiense donde se había escondido desde la semana pasada para visitar un refugio para mujeres en el barrio más pobre de Canadá.

La duquesa de Sussex abandonó la mansión junto al océano de la isla de Vancouver poco antes de las 10 a.m., hora local, y llegó al aeropuerto Victoria Harbour unos 20 minutos más tarde, donde parecía feliz y relajada mientras se reía con su equipo de seguridad antes de abordar un hidroavión hacia el continente.

Luego hizo una visita sorpresa al Centro de Mujeres Downtown Eastside en Vancouver para ‘ofrecer apoyo’ y ‘estimular el espíritu del personal’.

El refugio publicó una fotografía en su página de Facebook de Meghan en el centro de un grupo de ocho mujeres, con la leyenda ‘¡Mira con quién tomamos té hoy!

“La duquesa de Sussex, Meghan Markle, nos visitó hoy para discutir temas que afectan a las mujeres en la comunidad”.

Un miembro del personal dijo que solo se dieron cuenta de la visita cuando llegó Meghan y que pasó un tiempo reuniéndose con los gerentes. El refugio brinda asesoramiento, comidas calientes y necesidades básicas para mujeres y niños necesitados.

‘Preguntó qué necesitarían las mujeres en términos de apoyo. Fue una reunión agradable ”, dijo el miembro del personal.

Por su parte, el dominical británico The Mail On Sunday alegará que existe un “interés público enorme y legítimo” en la familia real británica y sus “relaciones personales y familiares” en su defensa frente a una demanda presentada en octubre de 2019 por la duquesa de Sussex, informa este miércoles la BBC.

El tabloide detalla cómo rebatirá la querella interpuesta por la esposa del príncipe Harry, Meghan, por haber difundido una carta que escribió a su padre, Thomas Markle, en 2018, en un documento legal de 44 páginas al que ha tenido acceso la cadena pública británica.

En su demanda, la duquesa reprocha al periódico su supuesto “mal uso de información privada”, una “edición selectiva” del contenido de la misiva, así como la “infracción del ‘copyright'” de esta, cargos rechazados por el diario sensacionalista.

 

Los argumentos de la defensa del Mail On Sunday incluyen, al parecer, evidencias procedentes del propio padre de la duquesa, con el que esta mantiene una relación complicada y casi inexistente desde que pasó a formar parte de la monarquía británica.

 

En febrero de 2019, el citado periódico publicó extractos de una carta escrita a mano por la duquesa y dirigida a su padre en la que, según la versión del rotativo, ella hablaba de que estaba muy dolida por su actitud.

 

La aparente mala relación entre ambos salió a la luz desde que la pareja se casó en 2018 en Windsor, a las afueras de Londres, enlace al que el padre no acudió.

 

Poco antes de la boda, Thomas Markle provocó un gran revuelo en los medios al dejarse fotografiar en Estados Unidos por papparazzi mientras miraba tabloides con fotografías de su hija.

 

En el documento del Mail on Sunday se indica que los miembros de la realeza, incluida Meghan, “dependen de la publicidad sobre ellos mismos y sus vidas a fin de mantener las privilegiadas posiciones que sostienen y para promocionarse”.

 

“Existe un interés público enorme y legítimo en la familia real y en sus actividades, conducta y patrones de comportamiento”, destaca.

 

Entre los argumentos, el dominical considera también que eso “se extiende no solamente a su conducta pública, sino además a sus relaciones personales y familiares, pues estas son integrales para el adecuado funcionamiento de la monarquía”.

 

En octubre del pasado año, la firma de abogados Schillings, en nombre de la duquesa, llevó el caso ante el Tribunal Superior al tabloide y su compañía matriz, Associated Newspapers.

 

Meghan se encuentra ahora en Canadá, adonde regresó tras haber pasado allí seis semanas junto con su marido y su hijo Archie, de ocho meses, después del anuncio inesperado el pasado viernes de los duques, en el que comunicaban que “darán un paso atrás” como miembros de la realeza.

 

La noticia de que planean dividir su tiempo entre el Reino Unido y Canadá y buscarán llegar a ser financieramente independientes causó revuelo en este país si bien finalmente ha contado con el respaldo de la reina Isabel II, que les ha concedido un “tiempo de transición” hasta que se redefinan sus roles futuros.

 

Con información de Daily Mail y EFE.

Versión para impresión

Encuesta

¿El Insabi será un factor que ayude a mejorar la atención y servicios o influirá para que empeoren las condiciones actuales?